Gobierno Corporativo y Societario

Marco de Aplicabilidad

El Buen Gobierno Corporativo es un concepto que cobra cada vez mayor importancia en el ámbito internacional, en virtud del reconocimiento creciente en cuanto a su rol decisivo en el diseño de mercados más confiables y eficientes.

Su estructura especifica la distribución de los derechos y responsabilidades entre los diferentes integrantes de la sociedad tales como, juntas directivas, directorios, gerentes, accionistas y agentes económicos con intereses en la empresa. Provee también el marco a través de la cual se establecen los objetivos, los medios para alcanzarlos, los procesos de seguimiento y el control de desempeños. Implica además, programas de fortalecimiento y transparencia en la administración.

La pérdida de credibilidad en la gestión y control de las organizaciones, como consecuencia de los escándalos por fraudes ocurridos en compañías de clase mundial, obligó a expedir nuevas leyes para generar confianza en el mercado, estableciendo en muchos casos como obligatorio, la adopción de códigos de buen gobierno que establezcan pautas para que los altos directivos de las empresas garanticen transparencia, eficiencia, equidad y responsabilidad social en sus decisiones.

En adición, la Crisis Financiera del 2007 ha puesto de manifiesto, faltas de ética en el comportamiento de varios actores, a través de conductas inescrupulosas, especulativas y el comportamiento de algunos altos ejecutivos que jugaron al máximo riesgo. Es imperativo reconocer el problema y encarar su solución, a fin de evitar su repetición a futuro.

Es preocupación de los Organismos Rectores de América Latina en general, el lograr que estos sanos principios de gestión sean adoptados por las Entidades, no sólo por apego al cumplimiento normativo, sino con el convencimiento de avanzar hacia modelos más transparentes, eficientes y responsables.

 

Nuestro Servicio

Nuestro objetivo primario consiste en asegurar contenidos consistentes y eficientes para su ámbito de actuación, como así también que los emergentes de los planes de alineamiento sean percibidos y evaluados como tales, por el Ente Supervisor, por el mercado y por los distintos Grupos de Interés vinculados a la Entidad, generando a su vez ventajas competitivas y factores de diferenciación en materia de calidad de productos y servicios. Incluye:

  • Diagnóstico del nivel de madurez de cada componente esencial, necesarios para adecuarse a las exigencias normativas a través de la consideración de:
    • Los requisitos exigidos por la legislación y normativa vigente.
    • las mejores prácticas locales e internacionales en la materia.
    • Las actividades inherentes al diseño de un Plan de Alineamiento, en función de los resultados detectados a tiempo de diagnóstico, detallando objetivos, plazos, responsables, inversiones y las debidas justificaciones.
  • Elaboración de Manuales y otros documentales.
  • La capacitación e inducción, con alcance amplio a los contenidos generales y específicos del modelo de gestión y a su correspondiente abordaje.
  • El soporte en la implementación de las actividades.